martes, 27 de octubre de 2009

Me duele España

Comienzo hoy citando a Miguel de Unamuno porque a mí también me duele España. No como le dolía al escritor, por supuesto, pero también a mí me duele. A Unamuno le parecía lacerante la imagen de ese país que siglos antes había dominado un imperio en el que no se ponía el sol y en su momento perdía sus últimas colonias. A mí me parece vergonzoso ver una España en manos de gente que no ve más que sus intereses, una España ninguneada a nivel internacional salvo por algunos destellos de demagógico poder que intentan ocultar que generalmente vamos como perrillos falderos tras los mandamases europeos y el gigante americano.
Hoy leía que la Guardia Civil ha detenido a varios miembros del PSC por corrupción. Una noticia muy interesante, un caso de corrupción entre altos cargos de un gobierno (aunque sea municipal). Pero sin embargo, tenía ganas de pasar de la noticia. Porque ya me aburre la corrupción. Parece enterrada ya la corrupción de Marbella y Julián Muñoz desaparece de la actualidad de los programas (incluso de los de prensa rosa, que parecen no nombrarle tanto ya). El caso Gürtel cada vez tiene menos resonancia en las noticias. Y ahora nos vienen con que hay socialistas corruptos en Cataluña. Pero ya empezamos a experimentar ese fenómeno que la psicología bautizó como 'vacunación', ya no nos importa ese mensaje de los medios porque estamos cansados de escucharlo (o escuchar mensajes similares). Entonces, ¿hasta qué punto habrá llegado la política española para que no nos "importen" casos de corrupción?
Leemos en la prensa asiduamente sobre corrupción, los conflictos de intereses personales entre políticos son el pan de cada día y el pueblo ve sus problemas sin resolver mientras la clase dirigente nunca parece tener ningún problema. Resulta desalentador para muchos ciudadanos ver que nuestros dirigentes están preocupados por poco más que si mismos, olvidando la responsabilidad civil de su cargo, elegido por el pueblo para representar al pueblo. Porque el político de la realidad es así, va a lo suyo, y si además puede tener contento al pueblo, pues mejor, pero lo primero es lo primero. Y lo peor no es que nuestro estado esté en poder de codiciosos o de negligentes, sino que sabemos que no serviría de nada poner a otros que consideramos morales y eficaces, porque ante la sensualidad del poder se dejarían seducir igualmente.
El desencanto reina entre los jóvenes, y la gente se extraña, pero no comprende que algunos nos hemos criado (y sobre todo algunos algo mayores que el autor de esta entrada) escuchando sobre casos de corrupción en el gobierno y viendo actitudes individualistas en un parlamento que supuestamente nos representa (en este momento me estaba acordando de la guerra de Irak, esa a la que sólo un señor quería ir y al final fueron unos cuantos aunque ese no estaba entre ellos). Pero eso no significa que yo apoye ese desencanto y sobre todo que apoye a la apatía política que le suele acompañar. Porque aquellos que nos dirigen son como son porque les falta alguien metiendo presión. Los partidos se ceñirían más en buscar buenas propuestas si no resultaran tan mayoritarios y necesitaran verdaderamente la ayuda de los que ahora son tan minoritarios. Los dirigentes tendrían más en cuenta sus responsabilidades si sintieran una espada de Damocles sobre su cabeza, que ante la evasión de sus deberes acabara con su carrera.
En resumen, me duele España, pero espero que algún día de estos la herida se cierre.

sábado, 24 de octubre de 2009

Euskadi ta akatasuna baina gabe Euskadi Ta Akatasuna

El sindicato vasco ELA ha hecho público hace un par de días un manifiesto en el que supedita en el terreno de la independencia de Euskadi la lucha política a la terrorista. Antepone la lucha social e institucional a la kale borroka. Y yo al menos estoy muy de acuerdo con ellos.
Aunque muchos españoles se opongan fervientemente a los movimientos independentistas catalán y vasco, la verdad es que la decisión respecto a esto no creo que nos ataña a la gente que no somos de esas dos comunidades. Cierto es que cada uno puede tener su opinión al respecto (yo, la verdad, prefiero que sigan formando parte de nuestra nación, en aras de una enriquecedora diversidad cultural), pero los únicos que pueden decir si los vascos y/o los catalanes se sienten españoles son ellos mismos. Ellos son los únicos que pueden ver si los componentes españoles de su cultura son suficientes para mantenerse ligados a este estado o si sin embargo su identidad histórica es tan fuerte como para independizarse y formar su propio estado.
Si una mayoría de la población defiende esta segregación, habrá que tratar de llevarlo a cabo de la manera más eficiente posible, pero todo esto desde un ámbito político y de discusión formal. Sin embargo, la lucha armada de ciertos grupos supuestamente por su sentimiento independentista no es sino perjudicial para el proceso. Se dice que hablando se entienden las personas y aunque no siempre sea así, suele serlo. Si se organizan multitudinarias manifestaciones, probablemente se consiga organizar un referéndum sobre el deseo de indepencia de la comunidad, y en ese referéndum podría verse la opinión del pueblo en general sobre la materia. Esta es una buena forma de luchar por la independencia de estas comunidades. Pero no lo es así el segar vidas de gente inocente. Los atentados sólo llevan a situar a los supuestos defensores de esa libertad en el lado de los criminales, por lo que sus razones se emborronan ante sus medios, y sus argumentos se ven eclipsados por el dolor que causan. Los terroristas son criminales, y como criminales merecen ir a prisión. Los independentistas que defienden sus derechos son ciudadanos loables que debemos respetar y escuchar, ya que probablemente tengan razones muy buenas que no entendemos dado nuestro diferente contexto sociocultural.

viernes, 23 de octubre de 2009

Pluralidad de opiniones

Hoy leía entre las noticias diarias que se ha desatado una fuerte polémica en torno a la invitación de la BBC al representante de un partido de extrema derecha, el BNP (British National Party), a uno de sus debates. Varios grupos de jóvenes antifascistas han acudido a la sede de la BBC a protestar por este hecho.
En realidad, la invitación del representante de este partido al evento es algo positivo y necesario, ya que la BBC es una cadena teóricamente neutral (y digo teóricamente porque rara vez se puede contar algo desde un punto de vista completamente neutral) y este partido tiene un notable número de partidarios entre la población inglesa.
Si bien esto es cierto, lo reprobable del asunto es que en un país que se supone está entre las grandes potencias mundiales se siga votando a un partido que sólo admite a hombres blancos y que niega el Holocausto, además de una gran serie de hechos similares que podemos apreciar en sus programas electorales. Se sigue votando a partidos con ideales que se suponen atrasados. Nuestra sociedad aún no supera el shock causado por la pluralidad de culturas que conviven en ella y el respeto al prójimo en que se basa nuestro sistema. Y muchos siguen votando a líderes facciosos que tras una polémica como esta de la que hablamos tienen agallas para proferir declaraciones como las de Griffin, que decía: "Quiero dar las gracias a la clase política y a sus aliados por ser tan estúpidos. El enorme furor que ha creado la clase política en torno a esto nos ha llevado a niveles de reconocimiento público que nunca habíamos alcanzado hasta ahora". Así agradecen el que no se les excluya del sistema político, mientras ellos quieren excluir del mismo a gran parte de la población que consideran inferior.

miércoles, 21 de octubre de 2009

El resplandor

El pasado domingo vi una de las grandes obras del género de terror: "El resplandor", de Stanley Kubrick. Había recibido muy buenas referencias de la película y, a diferencia de muchas que se ven bajo estas circunstancias, no me decepcionó.
La historia que Kubrick nos cuenta (conocida por muchos que no han visto el filme) trata sobre un hombre que acepta un trabajo para cuidar un hotel durante el invierno, siendo tales las nevadas en esta estación que bloquean en gran parte el acceso al mismo. Allí se traslada con su familia (mujer e hijo) y sufren una serie de percances.
Pero lo más curioso de la película no es la historia (perfectamente tramada, muy intrigante) sino la forma en que rompe los canones del cine de terror. En lugar de recurrir a la oscuridad y el desconocimiento del entorno circundante, se utiliza un iluminación más que suficiente, pudiendo verse perfectamente todo lo que la pantalla nos ofrece (no nos asusta con lo que desconocemos sino con lo que conocemos justamente). La manera de aterrarnos no es el clásico susto basado en una imagen impactante repentinamente, sino en una sensación de claustrofobia cuando vemos a los personajes encerrados ante tan adversas condiciones (aunque sí utiliza algunos frames "agresivos" por así decirlo, como una visión de dos niñas muertas que se presenta en un pestañeo y que nos da el efecto de una bofetada visual).
En resumen, una obra digna de ver incluso por aquellos a los que no gusta el género del terror (como es mi caso, de hecho), una demostración de maestría en la que se nos demuestra que hay más alternativas al clásico susto en el terror.

martes, 20 de octubre de 2009

China: "Todo por el pueblo pero sin el pueblo"

Hoy nos encontramos entre las frescas noticias del día una que nos habla de como el gobierno chino ante el gran contratiempo que supone el hecho de que casi mil niños de poblaciones cercanas a una fundición de plomo presentan niveles demasiado altos de plomo en sangre ha actuado con gran diligencia... la población de la zona será evacuada.
Pero a muchos esta noticia no nos termina de sorprender, y quizás sea lo más preocupante de todo. Nos estamos acostumbrando a escuchar que al régimen del gigante asiático no le importa lo que a sus habitantes les pase y que buscan su propio beneficio. Prefieren apartar de sus casas a miles de personas antes que cerrar una fundición que les nutre a través de altos impuestos, demostrándonos que esos ideales marxista-leninistas que supuestamente regían el país han quedado enterrados para ser no más que cualquiera de las otras dictaduras que podamos encontrar en el mundo.
Pero lo más devastador de este caso en particular es como se desprecia a la "plebe" china, siendo no más que un instrumento del estado. Prueba de esto fueron los JJOO de Beijing, donde fueron desalojados sin problemas montones de ciudadanos para la construcción del estadio olímpico. Y es que el estado chino parece ser el máximo exponente del comunismo llevado a la práctica en nuestro planeta: un supuesto comunismo, supuesto gobierno del pueblo, pero nada más lejano de la realidad, una dictadura señorial como cualquier otra con corruptos políticos que sólo buscan enriquecerse.

lunes, 19 de octubre de 2009

Marihuana terapéutica: horrenda para unos, divina para otros

Vagabundeando por Internet tras volver de clase (cosa que hago con cierta asiduidad) me he encontrado con la grata sorpresa de que el gobierno de Obama ha ordenado acabar con la persecución que estaba decretada contra la marihuana en todas sus formas, incluida la terapéutica. Muchos son los detractores del uso médico (y legal) de esta sustancia, aunque no creo que muchos más que los defensores de la misma, y sorprende esta modificación ya que puede ocasionar la pérdida de votos entre la parte más conservadora del electorado.
Se demoniza la marihuana terapéutica y muchos no terminamos de comprender el por qué de esta obscecada cruzada contra una droga cuando su uso es puramente medicinal. Cierto es que es una droga y como toda droga tiene unos efectos nocivos como son la adicción y la alteración de la percepción, pero si un doctor cree adecuado su uso para aliviar los males de un paciente ya no estamos hablando de un consumo descontrolado y meramente placentero, sino regulado y necesario.
Además, en el mercado farmacéutico, un alto porcentaje de los medicamentos tienen componentes adictivos y en la medicina se vale de drogas duras como la morfina para aliviar las dolencias de los enfermos terminales. Y estos hechos no se ponen en tela de juicio, mientras que el consumo de marihuana con prescripción médica sí, dada la mayor extensión de esta droga con fines de ocio y no paliativos.

domingo, 18 de octubre de 2009

El verdugo, una de las grandes obras del cine español

"El verdugo", de Luis García Berlanga para quienes no conozcan la película, es una de las mejores películas del cine español. En este filme, se retrata a un pobre enterrador que se ve llevado por las circunstancias a tomar el puesto que su suegro deja muy a su pesar: el de verdugo.
La película en si no me ha parecido tanto como esperaba dadas las buenas críticas que había escuchado. No tiene un desarrollo especialmente conmovedor que te arrastre dentro de la pantalla, ni una acción o desparpajo especiales, pero deja una reflexión muy interesante: la humanización del personaje del ejecutor.
El verdugo suele presentarse como un hombre rudo e inflexible, a veces mezquino, cubierto de un halo de oscuridad y misterio. Sin embargo, Berlanga nos muestra a un hombre al que le repugna la idea de matar a alguien, y como las circunstancias le empujan a ello. En definitiva, muestra al ejecutor como un ser humano al que no le agrada en absoluto lo que hace, pero que debe hacerlo.

sábado, 17 de octubre de 2009

Aborto: legislación y moral

Saco un tema candente y sé que muchos no acogeran mis opiniones con agrado, pero mostraré mi visión del asunto ya que no veo por qué mantenerme en silencio cuando otros airean con tanta efusividad su parecer, como se ha podido ver hoy al acudir miles de personas a una manifestación en contra de la Ley del aborto.
¿Es la interrupción del embarazo algo negativo? Yo no lo veo así. Es cierto, como dicen los detractores de esta práctica, que el aborto es poner impedimentos al florecimiento de una nueva vida que se dirige a nuestro mundo, pero no así el hecho de que sea un asesinato. Entre los tantos artículos de la constitución que rige nuestro país hay uno que decreta que tenemos derecho a una vida digna. ¿Sería una vida digna la que tendrían muchos de esos niños cuya gestación se ven obligadas sus madres a interrumpir? Madres jóvenes que ven el curso de su vida radicalmente roto ante el nacimiento de un hijo al que tendrán que cuidar estén preparadas o no. ¿Cuántos traumas y patologías psicológicas podrían tener lugar ante esta situación? ¿Recibiría la criatura un trato adecuado o tal vez sería en muchos casos el foco de la frustración de unos padres que han visto sus metas desvanecerse ante la cruda realidad que se impone al concebir a un hijo? Probablemente las vidas de los padres se truncarían por completo, y la de su hijo no conseguiría salir adelante de manera brillante, sino en un seno familiar disfuncional.
Además, se habla del aborto como una medida anticonceptiva más, algo así como una alternativa al preservativo y similares. ¿No resulta doloroso para una mujer abortar? La pastilla del día después, que tan criticada ha sido, produce alteraciones hormonales en la mujer que la hacen pasar fatídicos momentos. Y no hablemos de la carga moral que supone decidir acabar con una vida que crece en tu vientre. Es algo que marca para toda la vida, una decisión dura para cualquier mujer que se vea ante tal tesitura.
Pero ante todo, vemos hablar en contra del aborto a muchos hombres. Cargos eclesiásticos, políticos y ciudadanos encabezan movimientos para denegar un derecho a algo que no podemos comprender completamente. ¿Puede un hombre saber lo que se siente al llevar un hijo en tu vientre? ¿Puede saber lo que significa abortar? No, sólo podemos vivir esta situación desde un segundo plano. Entonces, ¿por qué enarbolamos premisas por una causa que se supone deben opinar las mujeres?
Por último, decir que se puede diferir en todo lo anterior, y lo respeto desde mi más profundo sentido de pluralidad social y cultural. Pero si vivimos en una sociedad laica, multicultural y democrática, ¿por qué tenemos que imponer criterios morales a otros? La susodicha ley no obliga a toda mujer que quedé en cinta a abortar; le da la oportunidad de elegir según su código moral y su contexto si la concepción de un hijo es conveniente o no. Respeto a toda mujer que por su moral no se atenga a abortar, e incluso la aliento a que críe con toda la ternura y dedicación a esa pequeña persona, pero no se puede impedir que otra mujer con convicciones diferentes ejerza su derecho a tener una vida digna.

viernes, 16 de octubre de 2009

Si en el fondo no es mala gente...

Andaba yo de paseo por esa plataforma que llamamos Internet cuando me encuentro una noticia que cuenta como un joven iraní de 24 años, exiliado de su país en estos momentos, ha denunciado, no sólo la brutalidad de la policía que le torturó física y psicológicamente, sino el último recurso de ésta: la sodomía para destruir por completo la moral del individuo. La policía, amparada por el régimen tradicional que se instauró tras la revolución del 79, lleva a cabo estas prácticas aún hoy día.
En la época que vivimos, tan democrática, tan diplomática, tan todo lo que queramos decir, estas cosas siguen ocurriendo. Las grandes potencias occidentales entramos a tomar Irak (país con suculentas reservas petrolíferas) "para evitar la producción de armas masivas y llevar la democracia". Entramos en Afganistán y guerreamos en su territorio con el objetivo de afianzar el estado afgano y luchar contra los talibanes (que antes que terroristas son líderes tribales), "tan peligrosos para toda la sociedad". Algunos estados apoyan a Israel en su guerra contra Palestina dado que "es un estado más civilizado y los segundos son unos terroristas" (aunque iguales sean las barbaridades de un bando y del otro). Pero a Irán ni se le nombra. A la ONU no le preocupa Irán. No perturba la paz mundial. A las grandes potencias no les importan los cambios sociales de Irán. En el fondo, Ahmadineyad no les parece mal tipo. No se mete con nosotros y nosotros no nos metemos con ellos, además de que parece un buen aliado en esa zona. Porque así funciona la diplomacia.

PD: El enlace a la noticia comentada, por si interesa, es http://www.elpais.com/articulo/internacional/muere/le/rematamos/elpepiint/20091016elpepiint_1/Tes