lunes, 28 de marzo de 2011

Generación ni-ni

Resulta usual escuchar como se designa a la generación joven actual con un término un tanto burlón: generación ni-ni. Esa generación que ni estudia, ni trabaja, o de la que al menos una gran parte de sus miembros no hace ninguna de las dos cosas. Sin embargo, el hecho de que muchos de estos jóvenes ni estudien ni trabajen no se debe a que estos sean unos vagos, sino a la situación actual del mercado laboral y de la economía en general.
Hasta ahora, en todas las generaciones ha habido una inmensa mayoría de jóvenes estudiantes o trabajadores por la simple ecuación que los padres generalmente han aplicado: “o estudias, o trabajas”. Esto, por supuesto, en caso de que hubiera recursos suficientes para que el joven pudiera elegir y no tuviera que dar irremediablemente con sus huesos en el mundo laboral.
Sin embargo, hoy en día nos encontramos con una situación diferente. Muchos más jóvenes tienen la posibilidad de estudiar, aunque no es así para todos. Un importante porcentaje lleva a cabo algún tipo de estudios. Unos brillantemente y otros cuya economía familiar puede permitirse la pérdida de una beca, con más pena que gloria, pero todos estudian. Otro gran porcentaje trabaja, ya que ha considerado esta salida como mejor que el estudio, ya que “se le daba mal estudiar”. Y otro sector de la población querría estudiar, pero la incapacidad de pagar unos estudios de su economía familiar y la imposibilidad de conseguir una beca, o la imperiosa necesidad de ingresos de su familia, les aleja de este mundo. En otras épocas, esto no era un problema. Pero hoy en día, con un mercado laboral saturado por profesionales de diferentes edades deja a los jóvenes sin cualificación fuera del juego. Ese sector de jóvenes que no pueden estudiar por razones económicas en muchos casos se topa con esa saturación del mercado y se da la tragedia: otro ni-ni más. Y uno que no lo es por interés y por tener su vida solucionada.
Se antojan necesarias medidas para ayudar a ese colectivo. Ese colectivo que estaba llamado a ser el futuro de nuestro país pero que ve como las inclemencias del mercado le dejan fuera. A esos trabajadores a los que si se diera una oportunidad, seguro que construirían un gran futuro para esta nación.

1 comentario:

  1. Hola

    Buen día, me llamo Karina y soy administradora de un directorio de blogs y webs. Vi tu site y me gustaría intercambiar enlaces contigo. Puedo agregar tu site en mi directorio para que así nuestras visitas aumenten.

    Si estas deacuerdo escribeme a mi email
    karivelezs@gmail.com

    Exitos
    Karina Velez

    ResponderEliminar